10 consejos para mejorar el sexo en pareja

terapia sexual en madrid

Disponemos de una cantidad inmensa de bibliografía que afirma y comprueba mediante estudios que los problemas durante el sexo en pareja son un posible síntoma o indicador de problemas más profundos entre sus miembros. Sin embargo, no siempre ocurre así.

En muchas ocasiones existe una crisis sexual en una pareja, estando el resto de áreas que la conforman en perfectas (o casi perfectas) condiciones.  Dicha crisis puede manifestarse de diferentes maneras: falta de deseo, menor placer durante las relaciones o distracciones constantes, entre otras. Cuando esto sucede, se crea una alarma entorno a la relación sexual, a las expectativas tan exigentes, pensamientos distorsionados, etc. Es decir, el futuro de la relación se proyecta en cómo está siendo el sexo en pareja, lo cual genera frustración, tensión, ansiedad, interpretación de los síntomas… 

Pero, ¿cómo mejorar el sexo en pareja?

  • – Desmitificar falsas creencias: la sociedad indica cómo debe ser la relación perfecta, y se toma por verdadero, lo cual genera expectativas difíciles de cumplir.
  • Aprender a vivir nuestra sexualidad en pareja: tanto si es nueva como si no, se deben encontrar y redescubrir los ritmos y las apetencias o inclinaciones tanto propias como de la pareja. En definitiva (re)descubrirse: volver a acariciarse, a olerse, a sentirse, a mirarse sin prisas.
  • Adaptarse a las necesidades del momento: la sexualidad evoluciona, no todas las épocas son iguales ni necesitamos lo mismo. Por ello, hay que adaptarse al momento del ciclo vital que se está viviendo y a las nuestras necesidades.
  • Trabajar la curiosidad: lo que a uno le gusta ya lo conoce, por lo que proponer nuevos horizontes mantiene la pareja activa y dinámica.
  • No tener miedo a la comunicación: es imprescindible tener libertad para expresar y compartir. Sin comunicación no va a ser posible el entendimiento ni la “renovación”.
  • Tener una actitud activa: muchas parejas esperan a que la situación cambie por sí sola con la excusa de “ya llegarán tiempos mejores”, mientras que la relación va deteriorándose. Mantener una actitud activa, proponer soluciones para ir mejorando o ayuda externa en un profesional, proporcionará sensación de control sobre la situación y se mantendrá la motivación.
  • – Planificar juntos una cita con ilusión: no hay nada que produzca más ilusión que ver que la pareja ha invertido tiempo en sorprendernos, en mejorar la situación. 
  • Disfrutar las prácticas sexuales: lo importante es prestar atención en sentir y no tanto  en pensar o hacer. Disfrutar con cada cosa que se hace y percibir lo que las sensaciones provocan en uno es mucho más placentero y satisfactorio. 
  • Aumentar la erótica: cuidarse y cuidar el momento, buscarlo y prepararlo, prepararse… 
  • Presencia de estímulos eróticos frecuentes: el organismo aprende la frecuencia en la que se presentan estos estímulos, ya sean más explícitos (como las caricias) o menos (fantasías). Su presencia produce el deseo que moviliza a intimar con la pareja, por lo que si no hay estimulación sensorial, no aparecerá esa motivación. 
¿Te ha gustado este artículo? Compártelo con la gente que quieres...
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Tumblr
Tumblr